Un domingo especial e importante!

Los Dolphins de Miami llegan a casa para un domingo especial. Y es que desde la temporada de 2010 no han tenido un arranque de 2-0. Más aun la importancia de tratar de salir con record de 3-0, es algo que no han logrado en más de una década, pues la última vez que eso sucedió fue en la temporada de 2002. Pero, ¿por qué es tan importante se preguntarán algunos dolfans? La importancia radica en que en todo momento los Dolphins han sido vistos por los conocedores y comentaristas como un equipo desfavorecido. La victoria del pasado domingo antes de los Colts de Indianápolis, no sólo inquieto un poco a los comentaristas deportivos, sino que despertó un entusiasmo en varios dolfans que se mantenían alejados del estadio.

El juego contra los Falcons de Atlanta se presenta lleno de oportunidades para los Dolphins, con la realidad de una victoria al alcance de las manos. Los Falcons tienen problemas en varias posiciones claves.  Por ejemplo, en su línea ofensiva: el tackle ofensivo (OT) Sam Baker, y su corredor (RB) Steven Jackson están lastimados. La ausencia de ambos ayuda al juego defensivo de los Dolphins, ya que es una invitación a la presión constante al juego por aire de su mariscal de campo (QB) Matt Ryan, en  cuyo juego el pasado domingo frente de los Rams de St Louis no tuvo intercepciones, y pasó para dos anotaciones (TDs).  Del otro lado de la moneda los Dolphins han tenido un desempeño aceptable de su línea ofensiva, pero todavía su mariscal de campo (QB) Ryan Tannehill no está siendo protegido adecuadamente y está segundo en detenciones (sacks) con un total de 9. Eso fue sumado a un modesto juego de sus corredores quienes en 50 intentos solo han logrado 121 yardas, buenas para 2.4 yardas por intento y 60.5 yardas por juego. Números muy por debajo de lo esperado luego de las expectativas levantadas sobre Lamar Miller. El contar con Caleb Sturgis como pateador (kicker) da algo de tranquilidad en momentos claves ya que a este momento ha demostrado ser consistente, y fue seleccionado como el novato más sobresaliente de la NFL la primera semana de la temporada. La actuación del mariscal de campo (QB) Tannehill ha sido más que aceptable y ha demostrado hasta este momento que fue una movida más que adecuada, acumulando 591 yardas por aire, 2 anotaciones (TDs), con 65.3% de pases completados. Números que deben seguir en aumento en la medida que la línea ofensiva y los corredores mejoren su producción. Sus recibidores abiertos (WR) han estado luciendo constantamente sobresaliendo Brian Hartline y Mike Wallace. Y estos han recibido el apoyo de el recibidor cerrado (TE) Charles Clay, quien ha dado un paso al frente tras la salida por lesión de Dustin Keller.

En las primeras dos victorias la defensa de los Dolphins ha sido asfixiante en todos los ángulos del juego. Ya sea en la presión a los mariscales de campo (QB) con 9 detenciones (sacks), como en la cobertura trasera, donde ya acumulan 4 intercepciones. Y en momentos claves como en el último cuarto contra Indianápolis que las últimas dos posesiones culminaron en una intercepción y una detención (sack) para mantener viva la ventaja de 4 puntos en el marcador que resulto ser decisiva en la victoria.

Es un domingo especial, pero más que especial es importante, ya que podría marcar el comienzo de una nueva era en la franquicia de los Dolphins y los fanáticos podrían ser testigos de algo que hace mas de 10 años no experimentan: un comienzo de 3-0. Los dolfans serán los responsables de poner la presión adicional cuando tienen la responsabilidad de llenar todas y cada una de las butacas del estadio Sun Life para ensordecer con sus bitores a la ofensiva de los Falcons . ¿Habrá llegado la era de los Dolphins? Dolfans, ¡ustedes tienen la palabra!

Kico Gonzalez

About Kico Gonzalez

Agente de jugadores profesionales para ligas de voleibol alrededor del mundo. Arbitro Nacional de voleibol, trabajando los campeonatos regionales y nacionales para la USA Volleyball. Coach de baloncesto y voleibol professional en las ligas de Puerto Rico.Estadistico, anotador y arbitro para la FIVB. Criador de golden retrievers. Amanate de las playas, padre de dos varones y casado por casi 26 años.

Quantcast